CLASIFICACIÓN DE LOS ANIMALES SEGÚN SU REPRODUCCIÓN » Tipos

El proceso de reproducción es el sistema mediante el cual todos los seres vivos dan paso a nuevos ejemplares de una misma especie. Esta reproducción garantiza un equilibrio y subsistencia en la naturaleza de los distintos tipos de animales que vemos hoy en día. Cada especie animal es distinta y así su forma de reproducción, entonces, ante estas diferencias podemos clasificarlos en tres grupos:

  • Ovíparos
  • Vivíparos
  • Ovovivíparo

Ovíparos

Los animales ovíparos son aquellos donde la hembra pone huevos. En este grupo entran las aves, reptiles y anfibios. La mayor parte de los insectos, reptiles, anfibios, peces y la mayoría de las aves tienen esta clase de reproducción ovípara. Sin embargo, existen dos mamíferos que son ovíparos: los equidnas y el ornitorrinco. Ahora, de acuerdo a su etapa de reproducción, será la cantidad de huevos, por ejemplo, la tortuga marina puede llegar a poner hasta más de 100 huevos. Mientras que las aves pondrán huevos hasta 12 huevos.

Hay especies donde el macho fecunda los huevos con su esperma justo cuando se aparea con la hembra. En cambio, hay otras especies de ovíparos donde el macho vierte su esperma sobre los huevos que haya depositado la hembra. Ambas modalidades de reproducción  ocurre con varios tipos de peces y demás animales de agua.

Vivíparos

Los animales vivíparos son aquellos cuyo desarrollo ocurre dentro del útero o matriz, órgano que forma parte del sistema reproductor de cada hembra. Al estar formados, el embrión nacerá a través del canal vaginal. En este grupo de vivíparos entran los seres humanos y animales mamíferos, cuya alimentación es por medio de la leche materna. Entre los animales vivíparos, están: los monos, el león, entre otros. Por la parte acuática se encuentran: el delfín y la ballena.

El desarrollo de cada animal vivíparo será distinto y dependerá  de su especie, también influirá el peso que tenga al nacer.

Ovovivíparo

Los animales ovovivíparos son aquellos que se desarrollan en el interior de la madre, cuyo cascarón se va rompiendo mientras recorren por el canal uterino y nacen directamente. Un ejemplo claro de esta especie son las serpientes e insectos que también son ovovivíparos, los huevos permanecen dentro de la madre hasta su formación total y nacimiento.

Los ovovivíparos  se distinguen de los animales vivíparos por el cascarón que cubre al embrión, ya que éste no proporciona alimento directo al feto, sino que únicamente los protege.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…